La ola de rechazo al indulto a Fujimori aísla a Kuczynski

Pedro Pablo Kuczynski concedió el indulto a Alberto Fujimori para apagar un incendio, pero ha provocado otro mayor. El autócrata divulgó un vídeo en el que agradecía la gracia presidencial y, desde la cama de una clínica, pero con buen tono, pedía perdón por haber “defraudado” a algunos peruanos pero sin admitir delitos. Kuczynski, en un intento de frenar la ola de rechazo por todo el país que lo aísla y devora su capital político, pidió “pasar página”, pero la protesta crece y también la sangría dentro de su grupo político, indignado con la negociación del indulto a cambio de la supervivencia política del presidente.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*