Mientras el frío azota a América del Norte, en Sídney, Australia, la temperatura llegó a 47,3 grados: la más alta desde 1939

Se trata del clima más caliente que han experimentado los habitantes de Sídney en 79 años. Se emitieron advertencias de incendios en el área metropolitana y está prohibido que se enciendan fogatas a cielo abierto.
BBC Mundo – Noticias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*