Giannnis sentencia a los Knicks en el regreso de Jabari Parker

En plena plaga de lesiones, hacía falta algo así. Jabari Parker volvió a sentirse jugador 359 días después. Un año después de romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda por segunda vez, el número 2 del draft 2014 debutó en el curso 2017-18. «No puedo caer más bajo de lo que lo he estado en los últimos meses«, valoró el ala-pívot. Ovación cerrada la que se llevó del Bradley Center cuando se despojó del chándal mediado el primer cuarto para saltar al parqué. Poco después, convirtió su primer canasta: un tiro en suspensión desde la esquina derecha ante Enes Kanter. Más aplausos. A sus 22 años (cumplirá 23 el 15 de marzo) parecía que no hubiese permanecido de baja todo ese tiempo. Estuvo agresivo, atacando el aro y cargando el rebote ofensivo. Con confianza. En apenas 15 minutos de acción aportó 12 puntos (4/7 en tiros de campo) y 3 rebotes. «Estoy orgulloso de él«, comentó Khris Middleton. «Fue una gran sensación volver a verle jugar con nosotros. Divirtiéndose«, prosiguió Giannis Antetokounmpo. «Me sentí muy bien. Pero no se trata de un único partido ni de unos pocos, sino de todo el proceso«, terció Jabari.

El retorno de Parker representó la mejor noticia en una noche casi perfecta para los Bucks. Casi, porque horas antes se confirmaron los malos augurios con Malcolm Brogdon, lesionado en la jornada anterior en Minneapolis. El Rookie del Año 2017 estará entre 6 y 8 semanas en el dique seco al sufrir un desgarro parcial en el cuádriceps izquierdo. Parece que a los equipos jóvenes y con un futuro esperanzador en la NBA les hubiesen echado un mal de ojo (véase a los Sixers).

Viéndolo desde el lado positivo, los ciervos podrán contar con el base-escolta para el tramo final del curso. En el que deberán ganarse una plaza en playoffs. Victorias como la conseguida esta última madrugada facilitan el camino. Tras una aceptable primera parte, ambos equipos completaron una segunda para sacar pronto de nuestras cabezas. Aunque eso sí, como ya hiciera hace 13 meses, Giannis Antetokounmpo (29 puntos y 11 rebotes) volvió a ejecutar a los Knicks con una canasta ganadora en los últimos segundos. Tras quedarse ante Kanter (el mejor en los visitantes con su 17+18) en el cambio defensivo en el bloqueo. penetró hacia el aro, hizo un reverso para dejarla con la izquierda y evitar así el tapón de un Porzingis —el primer jugador de la historia que en 15 partidos seguidos logra al menos poner un tapón y convertir un triple— que llegó tarde a la ayuda. El broche a una noche dulce en Milwaukee. La del anhelado regreso de Jabari Parker. 

Así fue el regreso de Jabari

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*