En el nombre del padre: Nance pone el morbo en los mates

En 1984, y siguiendo una tradición de mucho éxito en la ABA, la NBA introdujo el concurso de mates. El primero, aquel año, lo ganó en Denver Larry Nance, el ala-pívot de Phoenix Suns que después jugaría seis años en los Cavaliers. En Ohio, ya en 1993, tuvo a su hijo: Larry Nance Jr, que hoy participa en el concurso para emular a su progenitor y que hasta hace unos días jugaba en los Lakers, lo que le convierte en favorito del público del Staples, pero acaba de ser traspasado… precisamente a los Cavs en los que jugaba su padre cuando él nació. Para cerrar definitivamente el círculo, nada como llevarse un concurso que suele marcar para bien o para mal el All Star Weekend.

Por segundo año consecutivo, no habrá revancha del histórico duelo de 2016, cuando en Toronto ganó Zach LaVine, que acaba de recuperarse de una grave lesión de rodilla, a Aaron Gordon, que pinchó en 2017 (ganó por sorpresa Glenn Robinson) y que es baja de última hora por lesión. Nance es el más alto (2,06) de un certamen que promete: le retan Victor Oladipo (segundo en 2015 por detrás de LaVine) y dos novatos bajitos pero altamente explosivos: el base de los Mavs Dennis Smith (20 años) y el cañonero Donovan Mitchell (21), que es el máximo anotador de los Jazz de Ricky Rubio y ya tan favorito a ser Novato del Año como el mismísimo Ben Simmons.

Concurso de triples

Antes de los vuelos, Eric Gordon defenderá título en los triples contra Klay Thompson, ganador en 2016. Será, de perfil, un pedacito del duelo Rockets-Warriors: los texanos llegan al All Star con el mejor récord de la NBA y como la gran amenaza para el campeón, que por tercer año no tendrá a Stephen Curry en este concurso. Cuidado también con Booker, Beal, Ellinton y un Paul George que será aclamado porque nació en Los Ángeles y, sobre todo, porque la afición de los Lakers sueña con su fichaje de cara al próximo verano.

Concurso de habilidades

Previamente de los dos grandes concursos, el de habilidades volverá a servir de aperitivo ligerito. Gigantes (los tiempos que corren…) como Drummond, Embiid y Horford tratarán de ganar entre carreras y dribbilings a pequeños como Lou Williams y Jamal Murray. Y los dos últimos años lo han logrado: primero Towns y después un Porzingis que no está en este All Star por su gravísima lesión de rodilla.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*