EE UU y Rusia ya no reducen sus arsenales atómicos

La confianza entre Estados Unidos y Rusia que permitió la creciente desnuclearización de las dos potencias se ha quebrado. Washington acusó a Moscú el año pasado, como ya hizo en 2014, de violar un tratado de 1987 al desplegar en secreto un nuevo sistema de misiles. Ese pacto, firmado por el entonces presidente estadounidense Ronald Reagan con su homólogo soviético, Mijaíl Gorbachov, prohíbe el desarrollo de misiles balísticos o de crucero de alcance intermedio (capaces de volar entre 500 y 5.500 kilómetros). Fue un hito en el crepúsculo de la Guerra Fría. Entonces comenzó un proceso de desnuclearización que parece estar tocando a su fin.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*