Silver: “Parece que el All Star tendrá un draft televisado”

Todo el mundo estaba satisfecho después de un All Star Game 2018 que cerró con muy buen sabor de boca el fin de semana en Los Ángeles y que devolvió categoría a un partido muy devaluado en, como mínimo, el último lustro. Así que, ¿cómo no iba a estar también el comisionado Adam Silver? Una vez más, la NBA ha obtenido buen resultado de atreverse a probar algo nuevo. El nuevo formato del partido, sin Este contra Oeste y con dos capitanes eligiendo a los jugadores de sus respectivos equipos, maridó con la nueva diferencia en premios económicos (100.000 dólares por cabeza para el ganador, 25.000 para el derrotado) y con la voluntad de los jugadores de cambiar la imagen de esta cita. Un intento que inició Chris Paul con una llamada al propio Silver nada más terminar el All Star 2017 de Nueva Orleans (ganó el Oeste 1982-182) y que nadie personificó mejor que un LeBron James que no solo dio nombre a uno de los equipos sino que marcó desde el principio un tono más serio y competitivo del que venía siendo habitual y al que se sumaron al resto de jugadores. Sobre todo los de su equipos, que acabó ganando a base de buenas defensas en los últimos minutos. Algo que hacía mucho que no veíamos en un All Star Game.

El All Star se traslada a Charlotte, donde debió celebrarse en 2017 antes del traslado a última hora a NOLA por las leyes contrarias a la comunidad gay que se aprobaron en Carolina del Norte. Y en los próximos 12 meses veremos cambios y ajustes en este formato que ahora mismo todo el mundo quiere mantener. Uno estaba cantado: la selección de jugadores será televisada. Este año, la elección entre LeBron James y Stephen Curry se hizo en privado porque se temía que pudiera acabar siendo desagradable para los últimos elegidos (ya se ha sabido que fueron Al Horford y LaMarcus Aldridge). Aunque muchos, con LeBron a la cabeza, apostaron por el directo para multiplicar el efecto mediático de esta novedad, el propio Silver reconoció que Stephen Curry le dijo que era un poco precipitado y que era mejor esperar a ver cómo funcionaba y a estar seguros de que se salvaguardaba el honor de todos los jugadores. Michele Roberts, directora ejecutiva del sindicato de jugadores (NBPA), también abogó por la precaución para no caer en un “show televisivo” en el que la ente solo estuviera esperando a ver la cara del elegido en último lugar.

Adam Silver: «A lo mejor nos pasamos de conservadores»

Pero con el impulso de esta óptima primera experiencia, quedaban pocas dudas de que la retransmisión del ‘draft’ entre los capitanes era un paso lógico. Y el propio Silver lo corroboró tras el partido: “Creo que el partido ha sido increíble, estoy muy muy agradecido a los jugadores. Cuando planificamos estos cambios, solo nos preocupaba que algo que tenía que ser 100% positivo acabara siendo negativo para los jugadores. Y quizá nos pasamos de conservadores, porque después llegamos aquí y los propios jugadores nos dijeron que no era problema, que podían soportar que se viera cómo y dónde eran elegidos, que eran all stars y que eso era lo importante. Así que tiene toda la pinta de que tendremos un draft entre capitanes televisado la próxima temporada. Estoy muy contento, y en el pabellón tenía la sensación de que los aficionados lo estaban también”.

Los jugadores se reafirmaron en su idea: “Televisémoslo, démosle a la gente lo que quiere ver, si ya eres all star no importa cuándo te elijan y es algo que a la gente le gustaría ver”, dijo DeMar DeRozan. Y también dieron su bendición al nuevo formato: “Creo que hacer los equipos así ha hecho que los jugadores tengan un deseo más auténtico de estar en el partido”, remató Kyrie Irving.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*