Argentina da el primer paso para legalizar el aborto

La sociedad argentina está cambiando a una velocidad imprevista. El matrimonio homosexual, impensable hace unos años, cuando sufrió la durísima oposición del entonces cardenal Jorge Bergoglio, está absolutamente normalizado. El machismo que ha dominado esta sociedad durante años ahora parece en retroceso, acorralado por la ola social que llevó a las masivas movilizaciones del Ni Una Menos, aunque aún hoy sigue muriendo una mujer por violencia de género cada 30 horas. Y ahora parece llegado el turno del aborto, que se abre paso en medio de una inusitada presión social a favor de la legalización en las primeras 14 semanas, al estilo de lo que sucede en la mayoría de los países europeos pero no en los latinoamericanos, donde solo Uruguay la tiene. La presión es tan fuerte que el propio Mauricio Macri, que siempre dijo que estaba en contra del aborto y sigue rechazándolo, ha dado instrucciones a su equipo para que permita el debate en el Congreso. La batalla no ha hecho más que empezar, los diputados que lo apoyan están aún lejos de ser mayoría, pero el gesto de Macri ha sorprendido a todos y abre paso a un proceso de final imprevisible.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*