Kevin Durant: «Los jugadores de la NCAA deberían cobrar»

Un informe de Yahoo Sports sacó a la luz este viernes documentos del FBI que estudian la posible violación de las reglas de reclutamiento de las Universidades (gastos ilegales de la agencia ASM Sports: adelantos en efectivo, viajes pagados…). Recordemos: en la NCAA está prohibido recibir cualquier tipo de compensación económica, más allá de las becas estipuladas. Duke, North Carolina, Texas, Kentucky, Michigan State, USC, Alabama... estarían entre los organismos educativos que habrían ofrecido dinero a jugadores universitarios (o a sus agentes) como Miles Bridges, Collin Sexto, Wendell Carter, Markelle Fultz, Kyle Kuzma...

Lonzo Ball (Lakers) niega que en su etapa universitaria (UCLA) recibiera ningún tipo de compensación, pero sí tiene una opinión clara al respecto. «Sí que estaría a favor de que les pagaran. Con todo el dinero que generan es un sistema injusto. Todo el mundo sabe que se paga, hay muchas formas de hacerlo y así son las cosas. Podrían legalizarse».

Ball no es el único que ve el fallo en el sistema. «Hay mucha hipocresía con este tema», dice Kevin Durant, que asegura que si él hubiera podido hubiese pasado directamente del Instituto a la NBA (la Liga cambió la edad mínima de acceso: de los 18 a los 19 años), porque necesitaba dinero para ayudar a su familia. «Tienes que dejar que los chicos tomen la decisión. No puedes controlarlo todo. Si creen que están listos, adelante. Si quieren tomar una decisión que marcará su vida, adelante».

Durant no ve ninguna solución a la situación actual. «¿Qué puedes hacer? No puedes controlar a tu agente, puedes dejarlo a un lado, pero el sistema está ya muy institucionalizado. La Final Four es uno de los mayores acontecimiento del mundo y los jugadores no reciben ni un centavo por ello. No creo que esté bien. La NCAA es un poco como la NBA».

LeBron James, sancionado en el instituto

La normativa estadounidense prohíbe cualquier compensación en el baloncesto base, al considerar que de producirse deja de ser deporte amateur y se convierte en profesional. También en el instituto. En su último año, LeBron aceptó dos camisetas por valor de 845 dólares a cambio de una fotografía publicitaria. Se llegó a hablar de una sanción para toda la temporada, pero al final se quedó en solo dos partidos. Antes, LeBron estuvo investigado por otro regalo. Su madre le compró un coche valorado en 50.000 dólares por su 18º cumpleaños, pero ella justificó que lo había pagado con un préstamo concedido.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*