Falla a propósito para no romper el récord de un héroe fallecido

Jordan Bohannon es un sophomore (jugador de segundo año) que juega en la Universidad de Iowa en la División I de la NCAA. La temporada de los Hawkeyes no ha sido para tirar cohetes (no estarán el March Madness que arrancará en poco más de dos semanas), pero un tiro libre errado a propósito esta pasado domingo ha hecho que Bohannon acapare titulares en todo los rincones del planeta y nos reencuentre con el lado humano del deporte.

A 2 minutos y 15 segundos para la conclusión y con Iowa 72-65 arriba en el marcador ante Northwestern, Bohannon acude a la línea de personal. Anota el primero (73-65), pero el segundo se queda corto dejando así en 34 su racha de tiros libres anotados de forma consecutiva. Un lanzamiento que no embocó el aro porque así él lo quiso. Por si había dudas al respecto, poco después señalaría al cielo.

Jordan prefirió compartir y no ostentar en solitario el récord de su universidad. Un homenaje tan sencillo como sincero a Chris Street, quien nunca tuvo la oportunidad de ampliar su racha a 35 porque falleció el 19 de enero de 1993 poco antes de cumplir los 21 años en un accidente al chocar con un quitanieves cuando regresaba al campus después de una comida de equipo.

El trágico fallecimiento de Street, cuyo número ’40’ se encuentra retirado y está considerado como uno de los mejores jugadores de siempre en los Hawkeyes, tuvo un gran impacto en la NCAA hace ya 25 años. «Era el líder al que seguir no sólo por su valentía, sino por su inteligencia. Chris era diferente al resto. Por eso digo esto«, explicaba recientemente al Washington Post Mike Krzyzewski, entrenador de Duke y tres veces campeón olímpico con Estados Unidos.

«Sé dónde merecía estar el récord: ligado al nombre de Chris. Los últimos días lo he tenido en la cabeza. Quería quedarme un poco corto, pero no que resultara demasiado obvio. Me ha puesto un poco sentimental recordando lo que un jugador puede hacer por un estado, el Medioeste y todo un país. Sé lo especial que era«, explicaría Bohannon.

Los padres de Chris, abonados de temporada, presenciaron en directo en las gradas el gesto del jugador hacia su hijo. Después del triunfo (77-70), Patty y Mike Street compartieron unos instantes con Jordan. «Es un gran chaval. Muy generoso. Fue muy especial por su parte pensar en Christopher y en el récord«, confesó la emocionada madre del fallecido según recoge el Des Moines Register & Iowa City Press-Citizen. «Valoro lo que ha hecho, pero queremos que en el futuro vuelva a tener otra oportunidad de superarlo. Le he dicho: ‘A la siguiente, tienes que ir a por él«, adujo el padre.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*