Un vendaval populista barre una era en Italia

Lo peor siempre había sonado mejor. Pero Italia amaneció este lunes con el resultado más enconado y extravagante que cabía imaginar. Ya es el único país de Europa donde los partidos antiestablishment suman mayoría absoluta. El Movimiento 5 Estrellas (M5S), un artefacto antisistema fundado por un cómico y un empresario de comunicación, y la Liga, una formación xenófoba inspirada en el Frente Nacional francés, compiten por presidir el Gobierno de la tercera economía de la zona euro. Matteo Renzi, del Partido Democrático (PD), y Silvio Berlusconi, Forza Italia, fueron humillados. No es tiempo para discursos de centro, para la exaltación europea. Un vendaval de cabreo ha barrido una era, pero ni siquiera ha sido capaz de conformar una mayoría de Gobierno clara. Tiembla el suelo institucional.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*