La sombra del narcotráfico acecha a 11 alcaldes mexicanos

El pacto de impunidad era simple. El narco financiaba las campañas de los políticos y los recién electos alcaldes no se metían con los criminales, además de que les pagaban derecho de piso. Esta es la acusación contra 11 ediles del Estado mexicano de Morelos. Los entonces aspirantes a los Gobiernos municipales pertenecían a agrupaciones de todo el espectro político: cinco eran de la coalición del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México (PRI-PVEM), dos representaban al Partido Socialdemócrata (PSD), uno más iba por el Partido Acción Nacional (PAN), otro por el Partido Humanista (PH), otro era de Movimiento Ciudadano (MC) y uno más del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*