Dirk Nowitzki quiere seguir para conseguir lo nunca visto

Dirk Nowitzki: 39 años y 265 días. Número 9 del draft de 1998, elegido por unos Bucks que cometieron el (con perspectiva) histórico error de intercambiarlo nada más elegirlo por Robert Traylor, Tractor, que había sido número 6 pero solo jugó dos años en Wisconsin (4,5 puntos y 3,2 rebotes de media). Nowitzki lleva desde aquel 24 de junio de 1998 en los Mavericks, donde en julio firmó por dos años a razón de cinco millones anuales (venía de cobrar 25 la temporada pasada) y con team option para el segundo. Nowtizki promedia 21,3 puntos y 7,7 rebotes en la NBA, donde es el mejor europeo de la historia: campeón en 2011, MVP de esas Finales y de la Regular Season 2007, 13 veces all star, 4 en el Mejor Quinteto y sexto máximo anotador de todos los tiempos.

Esta temporada juega unos respetables 24,9 minutos por partido (el mínimo de su carrera, eso sí) y promedia 12,4 puntos. Solo como rookie se quedó por debajo de 10 (8,2). Y su intención, si la salud acompaña, es seguir una temporada más, algo que él mismo ha reconocido y que acaba de volver a asumir con alegría su entrenador, Rick Carlisle: “Ahora mismo veo muchas opciones y le apoyo al 100%. Nunca quieres ver marchar a un jugador así”. Los Mavs intentaron forjar otro equipo campeón después de 2011, en los últimos años de plenitud del alemán. No cuajó, y ahora han entrado en reconstrucción tranquila mientras apuran los últimos pasos del mejor jugador de su historia… y el único junto a Kobe Bryant que ha jugado 20 años en la misma franquicia (Lakers y Mavericks, respectivamente).

Así que Nowitzki quiere seguir al menos esta temporada 2018-19 para ser el único en la historia con 21 temporadas con la misma camiseta, la única que ha vestido en la NBA. De hecho, solo tres jugadores han llegado a esa cifra de años en la liga, y ninguno en menos de tres equipos: Robert Parish (cuatro: Warriors, Celtics, Hornets y Bulls), Kevin Willis (ocho: Hawks, Heat, Warriors, Rockets, Raptors, Nuggets, Spurs y Mavericks) y Kevin Garnett (tres: Wolves, Celtics y Nets).

Después de ellos aparecen los cuatro que han jugado dos décadas, Kobe y Nowitzki en un equipo, Kareem Abdul-Jabbar en dos (Bucks y Lakers) y Vince Carter en siete (Raptors, Nets, Magic, Suns, Mavericks, Grizzlies, Kings).

Carter (41 años y 44 días) tiene a tiro entrar en el club de los 21, aunque ha sugerido que esta será su última temporada y que le gustaría firmar un contrato simbólico con los Raptors para retirarse como jugador de la franquicia en la que debutó en la NBA en 1998. Como Nowitzki, fue drafteado en 1998 (número 5) y traspasado en el mismo día, en su caso de los Warriors a los Raptors, que enviaron a la Bahía a Antwan Jamison, que había sido número 4.

Con 19 temporadas ya hay once jugadores, dos con una sola camiseta: John Stockton (Utah Jazz) y Tim Duncan (San Antonio Spurs). Y uno en activo: Jason Terry (40 años y 177 días). El escolta (campeón con Nowitzki en los Mavs 2011) ha pasado por seis equipos: Hawks, Mavericks, Celtics, Nets, Rockets y Bucks. Y, por su parte, ha reconocido que quiere seguir al menos un año más para entrar en el grupo de las dos décadas.

Curiosamente los tres, Nowitzki, Carter y Terry, jugaron juntos en los Mavericks post anillo (temporada 2011-12). Terry llegó a la NBA un año después que los otros dos, con el número 10 del draft de 1999. El mismo en el que fue elegido (número 57) Manu Ginóbili (40 años, 226 días), que retrasó su salto a la NBA hasta 2002: llega 16 temporadas, todas en los Spurs.

Son (Nowitzki, Carter, Terry, Ginóbili) los últimos jugadores en activo drafteados en la década de los 90. Nowitzki es el único de ellos que todavía no ha entrado en los cuarenta, aunque está a tres meses. El siguiente jugador más veterano es Jamal Crawford (37 y 356 días). Por poner perspectiva, cuando debutaron en la NBA Dirk Nowizki y Vince Carter (5 de febrero de 1999, temporada de lockout) Jayson Tatum, el fantástico rookie de los Celtics, tenía 11 meses y dos días. Y eso, lo dicho: con retraso por el cierre patronal incluido…

Carter, finalmente, es ya el séptimo más veterano en disputar un partido (el último ayer con 41 años y 42 días): el ranking lo encabeza Nat Hickey, que en 1948 jugó (con Providence Steamrollers) con 45 años y 363 días. Después, ya en la edad moderna, Kevin Willis (44 años y 224 días, en 2007) y Robert Parish, en 1997 (43 años y 254 días) con los Bulls de Michael Jordan.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*