Piñera asume la presidencia de Chile buscando grandes consensos

En un traspaso de mando inédito y ejemplar, marcado en las últimas semanas por reuniones entre las principales autoridades del Gobierno que deja el poder y el que lo asume, este domingo Michelle Bachelet nuevamente le entregó la banda presidencial al empresario de derecha, Sebastián Piñera. Como sucedió en 2010, luego de su primer mandato, ni la socialista ni su coalición de centroizquierda lograron mantener el poder. Los chilenos le dan una segunda oportunidad a la derecha, que luego de la Administración transformadora de Bachelet tiene entre sus principales misiones impulsar nuevamente el crecimiento económico y retomar la política de los acuerdos, que marcaron los primeros gobiernos democráticos desde 1990. Con un renovado Parlamento, donde ningún sector político tiene mayorías, Piñera aspira a alcanzar grandes consensos para gobernar.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*