La nueva directora de la CIA, una veterana que permitió la tortura a detenidos

Con la designación de Gina Haspel como nueva directora de la CIA, la primera mujer en ocupar el puesto, la agencia de inteligencia estadounidense no solo reabre sino que avala implícitamente uno de sus capítulos más oscuros. Haspel, de 61 años, dirigió en la década pasada una de las funestas cárceles secretas de la CIA, donde supervisó la tortura de sospechosos de terrorismo y después participó en la decisión de destruir un vídeo sobre los abusos. Esa losa no ha impedido el ascenso fulgurante de esta veterana de la organización. Hace un año fue nombrada número dos de la CIA y este martes el presidente Donald Trump la propuso como directora en sustitución de Mike Pompeo, nominado como nuevo secretario de Estado.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*