Fitch alerta de la “volatilidad financiera” en México por el proceso electoral

«Resiliencia» es la palabra del año en los círculos económicos mexicanos. La actividad crece a un ritmo lento pero constante —algo que los analistas ponen en valor en un contexto de incertidumbre en casi todos los frentes, como el actual— y la prudencia fiscal, monetaria y regulatoria se ha impuesto en las dos últimas décadas, desde que el tequilazola crisis financiera de mediados de la década de los noventa— dejase a las finanzas públicas del país norteamericano en una posición comprometida frente al resto del mundo. En ese contexto, la agencia estadounidense de calificación de riesgos Fitch ha reafirmado este viernes la nota soberana de México en BBB+ con perspectiva estable, tres peldaños por encima del bono basura, al tiempo que ha alertado de la «volatilidad» durante la campaña electoral para los comicios presidenciales del próximo 1 de julio.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*