Trump, acosado por la investigación, lanza su mayor ataque contra el fiscal de la trama rusa

El nerviosismo crece en la Casa Blanca. A medida que el fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, se acerca a su objetivo final, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se revuelve más y más. En una virulenta serie de tuits, el mandatario lanzó esta mañana su primer ataque directo contra Mueller y su equipo acusándoles de estar infiltrados por demócratas –“algunos de ellos defensores de la Corrupta Hillary”– y no tener en sus filas ningún republicano. “¿Es esto justo?”, se preguntó Trump, al tiempo que llamaba mentirosos al exdirector del FBI, James Comey, y su número dos, Andrew McCabe, principales fuentes de una posible acusación por obstrucción a la justicia.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*