Morir después del sismo, morir en silencio

José Luis Guzmán murió el 5 de enero en Ciudad de México, después de sufrir un traumatismo craneoencefálico por una caída cuando iba en la bici. Ocurrió la tarde del día anterior. Guzmán iba a encontrarse con su esposa cuando algo le pasó. Se desplomó. Se cayó de la bici en un semáforo. Un muchacho que vio todo le dijo a Guadalupe, su esposa, que no le habían atropellado ni se había distraído, sólo se había caído. Horas más tarde su cuerpo dejaría de funcionar.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*