Vuelve Love y LeBron lo celebra con otra bestialidad: 40+12+10

21 partidos y 38 días después, Kevin Love volvió a vestir la camiseta de los Cavaliers. En el primer partido de los subcampeones en Cleveland en dos semanas, el ala-pívot reapareció tras su fractura en la mano izquierda. Disputó 25 minutos en los que anotó 18 puntos (4/9 en triples) además de aportar 7 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones. No cabe duda que se trata de un jugador fundamental. Llamado a dar un paso al frente en estos, todavía bajo mínimos, Cavs. A la baja de su técnico (Lue se ha marcado el objetivo de volver a entrenar en una semana, vía ESPN) se sumaron las de Hood, Nance Jr., Osman y Thompson no jugaron por distintas molestias. Quien sí está físicamente como nunca es LeBron James. En su decimoquinta temporada como profesional tiene a mano disputar por primera vez los 82 partidos de la regular season.

Anoche LeBron celebró la vuelta de Love (que mandó a Zizic y a Calderón de vuelta al banquillo, aunque ambos volvieron a contar con minutos en los que siguieron aportando) con su decimosexto triple-doble del curso (career high). El segundo consecutivo y tercero en los últimos 4 partidos. Un 40+12+10 (con un 16/29 en tiros de campo y tres triples —todos en el tercer cuarto— que hicieron mucho daño a los Bucks) que le convierte en el tercer jugador más veterano de la historia en firmar un triple-doble con al menos 40 puntos en su cuenta. Sólo Larry Bird (35 años y 99 días) y Elgin Baylor (34 y 48 días) lo lograron con una edad mayor de la del Rey (33 años y 79 días). Él mismo lo ha dicho ya: como el buen vino, mejora con el paso del tiempo. Una afirmación que se corrobora por la superioridad que demuestra cada vez que pisa una cancha y, cómo no, también por los números. Promedia 29 tantos (con un 54,5% en tiros de campo y un 41,4% en triples), 10,5 rebotes y 9,9 asistencias en sus últimos 20 encuentros (vía StatMuse).

A tres semanas de que concluya la temporada regular, Cleveland continúa en la tercera posición del Este con medio partido de ventaja sobre los Pacers y uno sobre los Wizards. Los de Ohio, aún en fase de adaptación tras revolucionar por completo su plantilla el pasado 8 de febrero), se colocan ya con un 50% desde el All Star (7-7). ¿Se avecina su despegue definitivo? Pronto para saberlo. Pero lo que sí sabemos es que con LeBron a bordo y a este nivel, a ningún equipo le va a hacer gracia tener que bailar con el de Akron en playoffs.

Decepcionantes Bucks

Una postemporada en la que estarán los Bucks más por deméritos de otros (véase los Pistons) que por sus propios méritos. El cese de Jason Kidd no ha surtido el efecto deseado. No paramos de repetir que Milwaukee cuenta con un futuro ilusionante cargado de joven talento. Sin embargo, el equipo no termina de dar ese salto de calidad. Vislumbramos un potencial asombroso… que no se refleja sobre el parqué. Compitieron casi hasta el final en The Q, pero llegado el último cuarto no fueron capaces de inquietar. Únicamente Giannis Antetokounmpo (37+11+5) plantó batalla al final. Middleton no fue capaz de mantener la línea de su excelente inicio. El resto no estuvieron. El 4-8 de sus últimos 12 partidos vuelve a levantar dudas sobre un proyecto que está cerca de evidenciar su mala estructura. El tiempo se agota… 

El resumen del partido

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*