La frustración democrática crece en América Latina

La alarma saltó en el último Latinobarómetro: el apoyo a la democracia en la región lleva cinco años consecutivos de caídas y solo el 53% de los ciudadanos consultados se muestra partidario de esta forma de Gobierno. Cinco meses después, el think tank alemán Bertelsmann Stiftung le pone letra y argumentos a los fríos datos. La problemática no se circunscribe solo a América Latina, sino que es global: en todo el mundo la evaluación de la calidad de la democracia, de la economía de mercado y, en general, de los Gobiernos están en mínimos desde que se empezaron a recabar datos, allá por 2006. Pero en el caso concreto de Latinoamérica las señales de alerta que envía el último Índice de Transformación de la fundación germana son especialmente preocupantes: “Revela signos en aumento de un síndrome por el que las élites políticas no logran ofrecer soluciones satisfactorias”.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*