La locura no cesa: Kentucky a casa, Loyola al «Elite Eight»

Se ha explicado un millón de veces. Que sean un millón una. El poder del torneo final de baloncesto de la NCAA, el bien llamado «Marh Madness», reside en que todo puede ocurrir, en que son seis rondas a partido único, 67 encuentros al borde del infarto en tres semanas consecutivas, con historias por doquier de gestas imposibles y dramas gigantescos. Siempre. No importa ni las universidades que los jueguen cada año ni los muchachos que vistan las camisetas. El formato se encarga de proveer de magia a todo el entramado con suficiencia.

Se han visto un millón de ejemplos. Que sean un millón uno. La noche de ayer pasará a los anales del «March Madness» como una de las más memorables en lo que a cuentos de la Cenicienta se refiere. Porque el equipo de Loyola-Chicago, que la semana pasada se hizo con el corazón de Estados Unidos al colarse en el «Sweet Sixteen» con sendos partidos al borde del infarto, y con su Hermana Jean, de 98 años, convertida ya en icono eterno del torneo, ganó a Nevada por un sólo punto en otro encuentro no apto para cardiacos, que acabó con un explícito 69-68, y se han colado en la ronda «Elite Eight».

La Hermana Jean no para de salir en todas las imágenes, no para de mostrarse orgullosa y feliz porque su «bracket», su porra, esté destrozada por culpa de sus muchachos.

Se suma el triunfo de Loyola-Chicago, que era un cabeza de serie número #11, al de Kansas State ante Kentucky. Está fue la gran sorpresa de la noche, más que la de Loyola-Chicago. Los de Kentucky se habían convertido en los grandes favoritos de la Región Sur y, como les ha pasado durante todo el año, yendo de tapados eran temibles y con la responsabilidad encima se convirtieron en una perita en dulce. Sucumbieron por 58 a 61 y su estrella, la que les había traído hasta aquí, Shai Gilgeous-Alexander, tuvo una noche horrible con dos de diez en tiros de campo. ¿Afectará esto a su valor en el draft? No debería, porque sus últimas dos semanas han sido extraordinarias, y sigue siendo un base que debe salir muy alto para jugar ya en la NBA.

Una Cenicienta en la Final Four

Lo que nos deja estos dos resultados es que en la Final Four estarán o bien Loyola-Chicago o bien Kansas State. Los primeros, un #11 del cuadro. Los segundos, un #9. En una región en la que estaban Virginia, Arizona, Kentucky, Tennessee, Cincinnati… el sábado una de estas dos universidades certificará su entrada en el fin de semana final, y ratificará que son la gran Cenicienta del año.

El momento de Michigan

Más sensatez, por llamarlo de alguna manera, imperó en el otro lado del cuadro. Michigan, que se ha acabado convirtiendo en la gran favorita de la Región Oeste, despachó a Texas A&M con una de sus grandes armas: el tiro exterior. Durante los dos primeros partidos del torneo, los de Michigan habían jugado francamente mal en ataque, sin demostrar que su peligro venía de esos días en la que sus muñecas parecen imparables. En el «Sweet Sixteen» sí que acertaron y el 99-72 final lo explica todo. Son los Wolverines, que así se apodan, una de las mejores defensas que quedan vivas en la competición, y los días buenos las enchufan con facilidad. Ojo.

Ojo, además, porque sus rivales han ido desapareciendo. De gran nivel, al menos a priori, sólo les quedaba Gonzaga, y ayer mismo dijeron adiós al torneo. Florida State les pasó por encima con un 75-60 que habrá roto muchos brackets, entre ellos, demonios, el de el que esto firma.

Así queda el torneo

Así pues, ya tenemos los dos partidos de la ronda «Elite Eight» del sábado: Loyola-Chicago contra Kansas State, que se jugará las 23:09 horario penínsuslar, y Michigan-Florida State, a las 02:49. De ahí saldrán los dos primeros participantes en la Final Four.

Esta noche concluye el «Elite Eight». A las 00:07 Kansas-Clemson, a las 00:27 Villanova-West Virginia, a las 02:37 Duke-Syracuse y a las 02:57 Purdue-Texas Tech. Duke y Villanova son los grandes favoritas por estos dos lados del cuadro, pero cualquiera se moja ya, claro.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*