Willy (10+12) se cuela en la mayor paliza en 20 años: ¡+61!

El Hornets-Grizzlies era aparentemente intrascendente. Aparentemente… Pero el repaso de aúpa que le propinó Charlotte a los osos (¡140-79!) hace que este viernes se vaya a hablar bastante más de lo esperado de un partido en el que presenciamos la mayor paliza en la NBA en lo que llevamos de siglo XXI. La sexta mayor en la historia de la Liga. Hay que remontarse al 27 de febrero de 1998 para encontrarnos con una derrota más abultada (el 124-59 de los Pacers de Reggie Miller ante unos Blazers que, aunque cueste creerlo, acabaron con balance positivo: 46-36). El 137-72 a falta de 145 segundos para la conclusión invitó a pensar que las avispas romperían el récord (el +68 que los Cavaliers endosaron a los Heat en el 91), pero Memphis endulzó (por decirlo de alguna forma) la infamia sufrida en el Spectrum Center.   

A buen seguro que los 61 puntos de diferencia con el que el equipo de Steve Clifford arrasó a los Grizzlies habrían superado la barrera de los 70 si Kemba Walker hubiese disputado el último cuarto. El base se sentó a falta de 1:48 para el cierre del tercer acto con una hoja estadística de auténtico escándalo: 46 puntos (con un 10/14 en triples), 3 rebotes y 4 asistencias en apenas 28 minutos de juego. El tercer jugador de la historia que convierte al menos 10 triples y otros 10 tiros libres en el mismo encuentro tras Joe Dumars y Kyrie Irving. El primero que alcanza los 45 tantos en 28 minutos desde que el reloj de posesión se instalase en la temporada 1954-55 (de acuerdo a los datos de Elias Sports Bureau). La grada, incluida su madre, coreó su nombre para que Steve Clifford le devolviese a la cancha. No fueron escuchadas sus peticiones. «Estaba cansado. Era la segunda noche de back to back«, destacó el base.

Ambos equipos estaban en igualdad de condiciones. Los Grizzlies jugaron 24 horas antes en Philadelphia y Charlotte en Brooklyn. Ni siquiera es una excusa que los visitantes se presentaran sin sus dos mejores jugadores: el lesionado Mike Conley y un Marc Gasol al que le dieron descanso. Lo de esta madrugada fue la guinda a una temporada para el olvido. Patética. Un tanking descarado. Con esta derrota (la número 22 en los últimos 23 partidos) igualan a los Suns (19-53) como los peores equipos del curso. «Se estaban riendo. Ha sido una vergüenza. Tenemos que lavar nuestra imagen y estar preparados para el siguiente partido«, afirmó Tyreke Evans.

Primera titularidad de la temporada para Willy Hernangómez

Memphis tenía bajas importantes, pero Charlotte no se quedó corto. A las lesiones de Nico Batum, Cody Zeller y Carter-Williams hay que sumar la sanción por su 16ª técnica a un Dwight Howard que venía de hacerles un 32+30 a los Nets. Con este panorama, el hasta hace nada olvidado Willy Hernangómez, disfrutó de su primera titularidad del curso y con los Hornets. El pívot madrileño fue uno de los seis jugadores locales que anotaron en dobles dígitos. 10 puntos y 12 rebotes (su tope de la campaña) que le permiten firmar su segundo doble-doble de la 2017-18. Aprovechó sus casi 19 minutos para ser partícipe de uno de los mayores baños en la historia de la NBA.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*