Los Rockets baten el récord de Olajuwon y piensan en el anillo

«Yo estoy contento. Creo que es genial. A ellos les da completamente igual«, dijo Mike D’Antoni después de que sus Houston Rockets se convirtieran en el equipo con más triunfos de la historia de la franquicia (59). Y es que ni siquiera el récord de Olajuwon (58-24), los Rockets del primer anillo, va a distraer a este grupo de su único objetivo: levantar el trofeo Larry O’Brien el próximo mes de junio.

Los Pelicans nunca tuvieron opciones. Liggins intentó sacar de quicio a James Harden desde el primer minuto, defendiendo toda la cancha, físico, encima… E incluso intentó molestarle mientras se ataba los cordones (mala idea…). A Harden, utilizando la anterior frase de D’Antoni, le da todo completamente igual. Metió la primera, por si había alguna duda. Un aviso:  no ve vas a parar. Y acabó la noche relajado (+27 al descanso…), con 27 puntos, seis rebotes, ocho asistencias, un par de triples de ocho metros y medio y otra victoria en el zurrón.

Clint Capela volvió a ser el mejor socio de Harden. Llevaba tres mates en los primeros tres (o cuatro) minutos y fue una pesadilla para los Pelicans en los dos aros: a sus 18 puntos y 16 rebotes hay que sumar seis tapones, marca que iguala la mejor de su carrera, y tres robos de balón. No para de crecer…

Los Rockets jugaron con buen ritmo y muy, muy fácil. Y lo hicieron sin Chris Paul (pequeño problemas muscular, podría volver esta noche) y sin Luc Mbah a Moute (molestias rodilla). Pero las bajas no han sido un problema para los Rockets en toda la temporada. Siempre han encontrado la solución. Eric Gordon, Gerald Green, Joe Johnson, Tucker, Anderson… La ley del next man up (el siguiente). Y así van 59 victorias.

Los Pelicans se quedaron sin gasolina en su último compromiso de una semana imposible. Quinto partido en siete días tras competir (y ganar) martes-miércoles-jueves sin parar por culpa de aquel partido aplazado. Anthony Davis (25+8) descansó todo el último cuarto con el partido ya en poder de Houston. Mañana más.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*