Carmelo, en su peor momento: mínimos en puntos, porcentajes…

En mayo, Carmelo Anthony cumplirá 34 años. Es siete meses mayor que LeBron James y, como este, está en su decimoquinta temporada en la NBA. Pero mientras este último pasa por uno de sus mejores momentos y ve como la prensa se llena de artículos sobre su extraordinarias vigencia y longevidad, Carmelo pasa por el momento más delicado de su carrera en su primera temporada en los Thunder. Rematado con una semana en la que falló tiros libres decisivos contra los Celtics y tuvo un papel muy negativo en una derrota ante los Blazers que deja a los de Oregon con el tercer puesto muy cerca.

Billy Donovan sentó, a falta de seis minutos y medio, a un Jerami Grant que había sumado 17 puntos en 19 minutos y con solo cinco tiros de campo. De ahí al final, Carmelo acumuló tres triples fallados (dos en la misma posesión, uno al final para forzar la prórroga) y una pérdida decisiva en el penúltimo ataque de su equipo. Y terminó con 6 puntos en 13 tiros (3/13, 0/5 en tiros).

No fue solo un mal día: por primera vez en su carrera promedia menos de 20 puntos (16,3)… y con sus peores porcentajes (40,5%). Su true shooting percentage está casi 4 puntos por debajo de la media de su carrera y se ha hundido su ritmo de tiros libres (solo 0,16 por cada tiro de campo) y su marca registrada, un tiro de entre 4 y 7 metros donde ronda ahora el 38% cuando estaba en el 45 en el promedio del último lustro. Produce poco en el poste (0,83 puntos por posesión) y apenas es utilizado en jugadas de pick and roll (ni yendo al aro ni abriéndose a tirar) con Russell Westbrook.

La conclusión de estos datos es que el juego de Carmelo, uno de los grandes anotadores de la historia, se está desvaneciendo. Con sus lagunas en defensa cada vez más evidentes, tampoco resulta evidente en ataque y desde luego no se ha adaptado bien a ser una tercera opción (y no tener casi el balón en sus manos) por detrás de Westbrook y Paul George. Si los Thunder quieren ser el gran peligro que pueden ser en playoffs, necesitan un nuevo enfoque y encaje de Carmelo… o que Billy Donovan apueste por cambiar el lugar en la rotación y los minutos de un diez veces all star que todavía debería ser capaz de hacer estragos en un equipo en el que otros acaparan la atención de la defensa rival. Pero por ahora está siendo todo lo contrario.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*