Estados Unidos expulsa a 60 diplomáticos rusos por el caso del espía envenenado

Estados Unidos ordenó este lunes la expulsión de 60 diplomáticos rusos acusados de espionaje en represalia por el intento de asesinato con gas nervioso del espía Serguéi Skripal en Reino Unido, que atribuye el ataque a Moscú.  Se trata de la medida más dura impulsada hasta ahora por la Administración de Donald Trump contra el Kremlin, dentro de una actuación coordinada entre países aliados, y en medio de un clima de tensión de recuerda a la Guerra Fría.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*