Ecuador deja incomunicado a Julian Assange por inmiscuirse otra vez en política internacional

Ni Internet, ni teléfono, ni ningún tipo de comunicación con el exterior. El Gobierno ecuatoriano volvió a cortar el martes todos los sistemas que permitían a Julian Assange hacer comentarios y acceder a información internacional para evitar que se inmiscuya en los asuntos de otros países. La decisión responde a los últimos pronunciamientos del fundador de Wikileaks sobre Rusia, Reino Unido y la filtración de datos de Cambridge Analytica.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*