«Está quemado, pero vivo»: la dolorosa espera de los familiares de las víctimas del incendio que dejó 68 muertos en una comisaría de Venezuela

El miércoles se prendió en llamas el centro de detención de una comisaría de Valencia, en Venezuela. Murieron 68 personas en circunstancias poco claras. A las puertas de la comisaría, se congregaron decenas de personas: unos esperaban recibir el cadáver de su ser querido y otros confirmar si su familiar estaba vivo.
BBC Mundo – Noticias

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*