Los Lakers ganan, recuperan a Ingram… pero pierden a Lonzo

Con la certeza de que, si no media problema imprevisto, esta no iba a ser la última visita de Dirk Nowitzki al Staples Center (tiene decidido jugar otra temporada más y convertirse en hombre récord), y en back to back después de ganar en Sacramento, los Mavericks perdieron en un partido muy feo (103-93) contra unos Lakers que recuperaron a Brandon Ingram, aunque con restricción de minutos (13+6+4 en 23) pero perdieron a Lonzo Ball, que dejó el partido en el tercer cuarto con un golpe en la rodilla (estaba en 8+4+5). En principio nada grave para unos Lakers que han sumado un montón de pequeños problemas que les han impedido tener con regularidad a todas sus piezas. Sí estaban Julius Randle (20+10), Kyle Kuzma (18+4) y un Brook Lopez (22+7+4) que en marzo promedia casi 19 puntos.

Los Mavs llegaron a tener una ventaja de 13 puntos (61-74) en el ecuador del tercer cuarto, pero la perdieron antes del último parcial (82-81), que jugaron con quintetos que parecían sacados de la G-League: minutos para Johnathan Motley, Kyle Collinsworth…

Cosas de una temporada (23-52 ahora) en la que hasta Mark Cuban ha reconocido que lo más sensato es abandonarse al tanking. Antes, Harrison Barnes había anotado 17 puntos, Dennis Smith 14 con 8 asistencias y Nowitzki, 13 con 7 rebotes. En total, 1-3 la serie contra unos Lakers que quedan en 33-41, diez victorias más, y (ya sin Isaiah Thomas) pendientes de las pruebas a la rodilla de Lonzo.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*