Repensar México

México vive enclaustrado en un presente eterno. Sumido en un diagnóstico crónico de las fallas del sistema, este evidencia la necesidad de revocar las soluciones y dar un giro para no seguir abocado en una repetición incesante. El hartazgo y el desencanto con la clase política que se expande sin freno por el mundo conviven con males de antaño tan actuales: corrupción, impunidad, violencia… En el horizonte cercano, un escenario de catarsis electoral que agita de nuevo debates y la urgencia de que algo cambie.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*