Meade promete ser el primer presidente mexicano sin inmunidad

José Antonio Meade, el candidato del PRI a la presidencia de México, se ha ofrecido como aval ante el desencanto de los mexicanos por la política y los numerosos casos de corrupción en el país. El antiguo secretario de Hacienda, convertido en aspirante a ocupar la residencia de Los Pinos, ha comenzado este domingo su campaña presidencial prometiendo que será el primer presidente que no tendrá inmunidad. Sin reparar en que los mayores casos de corrupción en México están relacionados con el PRI y que han quedado, en su mayoría, impunes, el aspirante se ha aferrado a la bandera de la honestidad para pedir el voto a su favor. «Los mexicanos estamos hartos de la corrupción. Seré implacable para combatirla, lo haré con leyes e instituciones que permitan recuperar inmediatamente lo robado y regresarlo a la sociedad», ha dicho ante cientos de priistas que viajaron hasta Mérida (Estado de Yucatán, sureste de México) para el arranque de la contienda.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*