Little LA, el voto de los invisibles

“No somos ni de aquí, ni de allá… entonces, ¿de dónde somos?”, reflexiona Jamie Leyva y se queda callada un momento. Tiene 22 años, nació en México, pero ha vivido en Estados Unidos casi toda su vida. En Iowa, en Nueva York, en Illinois, en Wisconsin. Siempre sigilosamente, sin papeles. Pese a ser una alumna del cuadro de honor, Jamie dejó de estudiar para trabajar en una fábrica de bolsas de plástico hasta que una redada migratoria la obligó a regresar junto a sus padres y a su hermano. “No conocía la cultura, no sabía quién era Benito Juárez ni Pancho Villa, no conocía el himno nacional”, recuerda. Ella, como muchos de los cientos de miles de mexicanos repatriados, votará el próximo 1 de julio por primera vez.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*