La militarización de la frontera agita la campaña electoral de México

Los mensajes de los últimos días son una buena muestra de cómo, si se lo propone, Trump puede irrumpir y agitar la agenda política del vecino del sur. Sin coherencia alguna, con datos distorsionados. Primero, criticó a México por no hacer nada para frenar la caravana de migrantes centroamericanos que, como cada año, recorría el país hasta llegar a la frontera con Estados Unidos para visibilizar su situación. Después, ordenó la militarización de la frontera. Finalmente, cuando la caravana decidió disolverse a mitad de camino, Trump lo celebró y lo achacó a las “fuertes leyes” contra la inmigración de México.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*