Unos taciturnos Celtics pierden hasta con el colista del Este

Los Celtics no tienen nada que ganar ni nada que perder ya. Están instalados en la segunda posición de la Conferencia Este y ése será su final, sí o sí. Y se nota. Pero los ruidosos aficionados del TD Garden quizás se quedaron más que fríos por la derrota de su equipo ante Atlanta Hawks por 106-112.

El partido transitaba en la primera parte por los derroteros que querían los de Boston: con acierto, sin mucha competencia y con buenas ventajas en el marcador. Tatum se lucía y Horford y Monroe aportaban diferentes variantes desde la pintura. Al descanso los verdes vencían por 59-48.

Pero los Hawks, más por orgullo que por un pensamiento racional (suponemos), se pusieron el mono de trabajo y comenzaron la escalada hacia la victoria. Peleones en defensa consiguieron dejar en jaque a los Celtics que desconectaron mentalmente en los últimos minutos: varias pérdidas, falta de intensidad a la hora de rebotear o fallando bandejas en solitario como hizo Shane Larkin.

Taurean Prince, el más destacado de la temporada de los Hawks, volvió a ser el mejor de los de Budenholzer. Acabó con 33 puntos, 8 rebotes y 5 asistencias.

A los Celtics les quedan ahora dos partidos más de la fase regular: ante los Wizards, que podrían ser el rival de la 1ª ronda de los playoffs, y ante los Nets. La franquicia de Massachusetts ha perdido 3 de los últimos 4 partidos, con el ‘efecto Irving’ a la inversa todavía en la cabeza de todo celtic.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*