Doncic se compara con Simmons, la sensación de la NBA

Terminado el torneo universitario con triunfo de Villanova, los jóvenes talentos estadounidenses apuntan ya al draft 2018 de la NBA, que se celebrará en el Barclays Center de Brooklyn el próximo 21 de junio. Allí los DeAndre Ayton, Marvin Bagley, Jaren Jackson, Michael Porter, Mohamed Bamba y compañía tendrán competencia europea en los primeros puestos: Luka Doncic apunta muy alto y difícilmente caerá del top 5. El número 1 sigue siendo una posibilidad para la sensación eslovena del Real Madrid, cuyo agente en Estados Unidos dio por seguro su salto a la NBA a partir de la próxima temporada. Él matizó después, pero es obvio que su futuro está al otro lado del Atlántico, y seguramente en el más corto plazo

La revista de ESPN (ESPN The Magazine) ha hecho un extenso artículo sobre Doncic. En él la periodista Mina Kimes profundiza en la figura del base del Real Madrid con un titular muy claro: “Luka Doncic no es Darko Milicic”. Se trata de despejar fantasmas: Milicic fue número 2 en 2003, uno de los mejores drafts de la historia. La decisión de Detroit Pistons sigue resonando a día de hoy: Milicic fue elegido por detrás de LeBron James pero por delante de Dwyane Wade, Chris Bosh, Carmelo Anthony…

El artículo resume el sentir de los estadounidenses con una de las promesas más brillantes de la historia del baloncesto europeo: “Su historia era como un mito: la de un semidios del baloncesto rubio con superpoderes físicos y una mente sobrenatural, un chico esloveno cuyo nombre resonaba por los rincones más intelectuales del mundo NBA en internet”. Hasta que el Eurobasket, en el que Eslovenia ganó el oro, le puso definitivamente cara de cara al público, que le vio jugar al lado de Goran Dragic y contra súper estrellas como Kristaps Porzingis. Jugadores de realidad NBA.

Doncic podría ser el primer europeo en el top 3 del draft desde Andrea Bargnani en 2006, plantea una periodista que se desplazó a Madrid para vivir el día a día de Doncic y que se sorprende en primer lugar por el físico del base: “Si hubiera nacido en Alabama en vez de en Eslovenia, podría haber jugado al fútbol americano”. Después de que Doncic le hable de su pasión por los coches de lujo, se van a comer al Hard Rock Café, donde el jugador reconoce que le llegan ecos del seguimiento que está teniendo en EE UU: “Veo que algunos le pide a su equipo que haga tanking para elegirme. No sé… a mí me da la risa”.

Después, el artículo repasa la visión que directivos y ojeadores tienen de él en Estados Unidos y también en Europa. Kimes va a verle jugar y visita su casa para conocer a su madre, que habla del carácter (“es muy maduro por la vida que ha llevado desde muy joven pero cuando está en casa, es como un crío”) de un Doncic que destaca su química en el Eurobasket con Igor Kokoskov, un entrenador al que pretenden algunos de los equipos que podrían draftearle (Suns, Knicks…) y que asegura que no se obsesiona con el draft: “Lo intento… aunque miro los rankings. Pero intento leer menos porque cuando juegas bien dicen que eres muy bueno y en cuanto juegas un día mal ya parece que eres un jugador terrible”.

Probablemente lo más jugoso, o al menos lo más llamativo del artículo, es la parte en la que el propio Doncic habla sobre cómo reacciona cuando está viendo partidos de la NBA (“¡ese podría ser yo!”), sobre lo que le gusta de la gran liga (“el ritmo alto, el predominio del pick and roll…”) y sobre sus jugadores favoritos: LeBron James, Kevin Durant, Kyrie Irving… y ahora también Ben Simmons, el rookie de los Sixers que es una de las grandes sensaciones de la temporada 2017-18 y con el que se compara: “Pienso que somos similares. Puede jugar de base, puede jugar de alero… puede hacer muchas cosas distintas. Como LeBron”.

Doncic termina asegurando que no le da miedo cruzar el Atlántico para jugar en la NBA y que su madre se irá con él… “pero a casas diferentes”. Definitivamente su salto a EE UU parece cantado. “Tu vida va a ser muy diferente en un año”, le dice la periodista. ¿Su respuesta? “Tal vez… si todo va bien”.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*