Ingles y Mitchell se salen; Ricky jugará sus primeros playoffs

A solo un triunfo de cerrar los primeros playoffs de su carrera, Ricky Rubio no podía perderse el partido. El base español, que está lidiando con unas molestias en la parte posterior del muslo, fue duda hasta el último minuto. Pero tenía que jugar…

Ricky anotó nueve puntos contra unos Lakers en cuadro (Ball, Ingram, Kuzma…). Acertó en cuatro de sus seis intentos, capturó tres rebotes, repartió un par de asistencias, robó otro par de balones y los Jazz ganaron por 16 puntos sus 18 minutos en cancha. No hizo falta más. «Creo que su presencia en la cancha ha sido muy importante. Su liderazgo es una de las razones de que estemos donde estamos«, dijo tras el partido un Quin Snyder que está sellando una temporada sensacional en el banquillo de Utah.

No hizo falta más Ricky porque sus compañeros hicieron el resto. Donovan Mitchell anotó 28 puntos, capturó nueve rebotes y estuvo acertado generando para los demás (ocho asistencias: cada vez ve mejor/más fácil las líneas de pase a las esquinas). El novato sigue confirmando que es una de las grandes historias de la temporada NBA. Y a su lado brilló también un Joe Ingles que puede ser el jugador con el que más gente se ha equivocado esta temporada. Muchos pensamos que los 52 millones que le ofrecieron los Jazz eran una barbaridad, una posible sobrecompensación por parte de una franquicia que, con el proyecto a medias, acababa de perder a Gordon Hayward. Nada más lejos de la realidad… Ingles se está ganando con creces cada centavo. Ayer, 22 puntos (9/12 en los tiros), tres triples, 10 asistencias y solo una pérdida… Enésimo partido para enmarcar.

Y para enmarcar, en general, la segunda parte de la temporada de Utah Jazz. El regreso de Rudy Gobert y la explosión definitiva de Mitchell cambiaron el rumbo de un equipo que ha encontrado su rotación (Crowder, O’Neale, Jarebko, ahora Exum…), que el 22 de enero se acostó en 19-28 y que mañana se levantará en 47-33. Un equipo que ya es de playoffs y que luchará en las últimas jornadas por mantener el cuarto puesto (que da derecho a ventaja de campo en primera ronda) o incluso por asaltar el tercero que ahora mismo ocupan los Blazers (un partido de diferencia). Unos Blazers a los que, por cierto, se medirán, tras pelear con los Warriors, en el último partido de la temporada regular. De sobresaliente Utah Jazz.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*