LeBron: «¿Mi futuro? Importan dos cosas, mi familia y ganar»

A los Cavaliers les quedan dos partidos contra los Knicks para cerrar una temporada que, después de altibajos y una revolución total antes del cierre de mercado, puede acabar en 51-31, mismo balance que hace un año con Kyrie Irving. Y LeBron James está a punto de cumplir su reto de jugar por primera vez los 82 partidos de una Regular Season, una motivación personal y una forma de demostrar algo que está quedando claro: a sus 33 años y en su decimoquinta temporada en la NBA, LeBron se encuentra mejor que nunca.

De hecho ha jugado, al menos en ataque, una de las mejores temporadas de su carrera: promedia 27,7 puntos (su techo desde 2010) y sus mejores cifras en rebotes y asistencias: 8,7 y 9,2. Desde 2004 y si se deja fuera solo su temporada rookie, LeBron ha firmado siempre al menos 25 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias de media en todas las temporadas. Catorce seguidas.

Pero en Cleveland, mientras disfrutan de su presente y se preparan para lo que puede ser el cuarto viaje seguido a las Finales, tienen un ojo puesto en el futuro de un jugador que en verano dejará atrás (si no cambian mucho las cosas) una player option de 35,6 millones de dólares para la próxima temporada y se convertirá en agente libre. Así que estos podrían ser sus dos últimos partidos de Regular Season con la camiseta de los Cavaliers.

Desde Nueva York y antes de jugar en el Madison, LeBron ha hablado de su futuro y los factores que influirán en su decisión: “No pienso en si son o no mis últimos partidos, soy una persona que vive solo el presente. No le doy vueltas a lo demás. Cuando llegue el momento decidiré con mi familia, es lo único que tengo seguro. Quiero seguir ganando al máximo nivel, porque sé que estoy en condiciones de hacerlo, pero también quiero ver qué es lo mejor para mi familia. Ellos son lo más importante para mí, más que ninguna otra cosa”.

LeBron y su mujer Savannah viven en su Akron natal, a las afueras de Cleveland, con sus tres hijos. Savannah está muy vinculado a Akron y a la comunidad pero también quiere, según informaciones que han aparecido durante los últimos meses, vivir en Los Ángeles, el gran mercado de la Costa Oeste. El jugador no pone toda la decisión en función de eso: “Es una parte de ello. Decidimos todos juntos, así es como hacemos las cosas. Se trata de mi familia y se trata de ganar”. En cualquier caso, y lo han repetido varias veces desde su entorno más cercano, no tendría ningún problema en dejar Cleveland por segunda vez porque ya ha cumplido el gran objetivo que se marcó cuando decidió regresar en 2014: “Esta temporada he mantenido siempre una actitud positiva, la correcta para intentar que haya estabilidad. He hecho lo que quería cuando decidí volver: traer un campeonato a mi ciudad. Ese era el gran objetivo”.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*