La trampa se premia

Una exigua mayoría de jueces acaba de amparar en México una trampa mayúscula y ha puesto en evidencia a todos los aspirantes a presidir el país. La decisión del Tribunal Electoral de validar la candidatura independiente de El Bronco, gobernador de Nuevo León, con más de un millón de firmas falsas, socava la credibilidad de otra institución en México –y ya van…., en este caso, de la que deberá validar el resultado del 1 de julio. La nula crítica, cuando no hipocresía del resto de candidatos, ha mostrado que nada importa con tal de llegar a Los Pinos.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*