El régimen de El Asad encaja el golpe sin mostrar debilidad

Los medios oficiales, con la agencia de noticias SANA y la televisión estatal a la cabeza, destacaron que la capacidad militar de Siria seguía intacta y alabaron la respuesta de sus sistemas defensivos aéreos. Sus aliados rusos midieron el acierto de las baterías antiaéreas sirias: interceptaron 71 misiles de crucero de los 103 disparados por Estados Unidos, Francia y Reino Unido. El Pentágono replicó más tarde que los Tomahawk no se desviaron de sus objetivos.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*