Rusia y Siria niegan el acceso a la zona del ataque químico a los inspectores de la ONU

Dos días después de haberse desplegado en Damasco, el equipo de inspectores enviados por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) sigue sin poder acceder a Duma, localidad situada a una decena de kilómetros al este de la capital siria donde el pasado día 7 se denunció un ataque letal con gas tóxico. El régimen sirio y sus aliados militares rusos, que controlan el último enclave desalojado por la oposición en la comarca rebelde de Guta Oriental, alegaron razones de seguridad para cerrar el paso a los investigadores internacionales. En la noche del viernes, aviones de Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardearon centros de investigación de armamento sirias en respuesta al ataque en Duma.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*