LeBron, en peligro: Indiana remonta 17 puntos y pone el 2-1

Los Pacers vuelven a adelantarse en la eliminatoria tras remontar 17 puntos a los Cavaliers en la segunda parte. Del 40-57 del descanso pasamos al 92-90 final. Un segundo tiempo (52-33) que ejemplifica a la perfección lo que está siendo la temporada de Cleveland. Un quiero y no puedo de un LeBron James al que, sin Kyrie Irving, le faltan socios. De una manera tan sencilla como cristalina, el de Akron resumió el partido a la perfección: «En la primera parte controlamos el tempo y fuimos agresivos. Ellos no. Luego, en la segunda, ellos fueron agresivos y controlaron el tempo y nosotros no«. Indiana recupera el factor cancha de cara a un cuarto partido que se disputará dentro de menos de 48 horas en el Bankers Life Fieldhouse y que se antoja dramático de cara a los intereses de los de Ohio, quienes están 0-3 esta campaña en Indianápolis. El lenguaje corporal y los gestos de LeBron durante el último periodo, en pleno derrumbe de los Cavs, resultan muy reveladores

Intensos en defensa (lo que ya de por sí es noticia) y y con las cosas claras en ataque, los visitantes completaron dos buenos primeros cuartos. Al contrario que en el segundo asalto, no necesitaron de un LeBron supersónico para dispararse en el marcador. Al intermedio sólo llevaba 13 puntos en su cuenta de los 57 de su equipo. George Hill atacaba el aro con agresividad y Kevin Love aportaba 16 puntos. Todo al mismo tiempo que lograban atar a un Oladipo poco participativo (5 tantos y 4 pérdidas al descanso). Lance Stephenson y Bojan Bogdanovic fueron los únicos que lograron frenar la hemorragia.

Después del paso por vestuarios, el guion dio un giro de 180º. Oladipo resurgió para, una vez más, hurgar en las vergüenzas de los subcampeones. Aunque el verdadero protagonista del enésimo milagro de unos Pacers a los que, no olvidemos, en octubre nadie veía en playoffs fue Bogdanovic. Entre ambos sumaron 32 puntos en la segunda parte. Sólo uno menos que todos los Cavs. El croata se creció ante su emparejamiento con LeBron y con un 4/4 en triples y 15 tantos (para un total de 30 y 7/9) en el último periodo rubricó una remontada tan increíble como predecible. La segunda peor en los playoffs que sufre el de Akron en su carrera. La segunda vez en la presente temporada que Indiana hace algo parecido (levantó un -22 el 12 de enero). Nunca un equipo del Rey sufrió dos remontadas de 15 o más puntos ante un mismo rival en el mismo curso. Los de Nate McMillan le tienen tomada la medida a un oponente peor en lo colectivo y con menos recursos: les han ganado cinco de siete partidos.

Esto no ha acabado. La trayectoria de LeBron en la postemporada todos estos años nos obliga a ir con pies de plomo. Otra cosa son las sensaciones… y los gestos de un LeBron abatido durante un último cuarto en el que sólo él anotó entre los últimos 9:17 minutos y 7,6 segundos del final. Que JR Smith llegara incluso a tener sobre la bocina el triple del triunfo y los Pacers no remataran antes el partido se debió a sus 12 tantos y 3 triples en el acto decisivo. Con su 28+12+8 volvió a liderar a los suyos en puntos, rebotes y asistencias (la 60ª que lo hace en playoffs, 39 veces más que los siguientes en esta lista histórica: Larry Bird y Tim Duncan). Más que nunca, los Cavaliers están a merced de un LeBron James más solo que nunca. Demasiado. Aunque eso sí, poco que reprochar a quien está promediando un 32,6+10,6+8,3 por encima del 50% en tiros en esta serie. Como finalizador o generador de juego, está produciendo más de la mitad de los puntos de su equipo.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*