López Obrador se lanza a la conquista del norte de México

Cruzazulear es una expresión mexicana que debe su éxito a un fracaso continuo. La eterna derrota que llega cuando la victoria está cantada es un mantra entre los seguidores del Cruz Azul, un equipo de fútbol de la Ciudad de México, pero aún más entre sus adversarios. Un estigma que trasciende el deporte y se ha instalado en la política. En año electoral, a cada candidato se le asocia con un club. Con Andrés Manuel López Obrador, dos veces derrotado candidato presidencial, líder en todas las encuestas, nadie duda. Ni siquiera él: “Siempre van ganando 3 a 0 y terminan empatando o perdiendo. Hay que evitarlo, no podemos confiarnos, hay que perseverar y ganar 5 a 0”.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*