Un árbitro afromexicano denuncia ser despedido por racismo

«¿Por qué no me dan juegos?», cuestionaba el árbitro Adalid Maganda al presidente de la Comisión de Arbitraje de México. «Por pinche negro», le respondían. El silbante afromexicano afrontó comentarios despectivos por su raza por parte de los dirigentes hasta que el pasado jueves fue despedido. «Aquí el racismo es lo primordial», ha contado a EL PAÍS.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*