Una denuncia por abusos sexuales sacude la más famosa cantera del fútbol brasileño

El Santos es uno de los más tradicionales viveros de jugadores de Sudamérica. De él salieron figuras como Pelé, Robinho o Neymar, que ayudaron a crear la fama de los meninos da Vila  (Vila Belmiro es el nombre del estadio) como son conocidos los chicos formados allí. Ricardo Crivelli, que ya había prestado servicios a clubes como Portuguesa y São Paulo, llegó al Santos en 2008. Su misión era buscar nuevos talentos por todo el país, trabajo para el que demostró gran olfato. Él fue el descubridor de gente como Gabriel Barbosa, Gabigol, el actual lateral de la Juventus Alex Sandro o el exmadridista, ahora en el Manchester City, Danilo.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*