Silencio y rabia en las aulas de Guadalajara por el asesinato de los estudiantes de cine

Tres coronas fúnebres están en la fachada de la Universidad de Medios Audiovisuales a la que Salomón Aceves Gastélum, Marco García Ávalos y Daniel Díaz –los tres estudiantes de cine asesinados por el narco en Jalisco– acudían todos los días para echar a andar sus carreras profesionales. Un grupo de estudiantes conversan sobre sus proyectos finales del trimestre mientras esperan en la acera. Con la pesadumbre de las últimas noticias sobre el homicidio de sus compañeros a manos del Cartel Jalisco Nueva Generación se niegan a hablar del tema. Los profesores prefieren no recordar que los tres alumnos ya no caminarán por los pasillos de la escuela en los que cuelgan afiches de las películas que admiraban.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*