Una pistola, el precio por matar a Javier Valdez

El pago que recibieron los homicidas de Javier Valdez por dispararle 12 balazos al salir del semanario Ríodoce fue una pistola. En una audiencia ante un juez de control en Culiacán, la capital de Sinaloa, la Fiscalía para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) dijo que, según sus indagatorias, a Valdez lo mataron porque a la agrupación delictiva de Dámaso López Núñez, El Licenciado, un antiguo socio de Joaquín El Chapo Guzmán, que se disputaba el control del Cártel de Sinaloa tras la captura del capo, no le gustó una publicación realizada por Valdez.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*