Giannis Antetokounmpo (31+14) nos regala el primer ‘Game 7’

Ser constante es oro en esta eliminatoria. Y estaban siendo los Celtics los que mejor estaban manejando los tiempos, controlando el rebote y ejecutando. Pero ayer, en el sexto, la gran constante durante todo el partido fue la agresividad de Giannis Antetokounmpo.

La gran estrella de los Bucks, que había perdido en casa y, precisamente, en el sexto partido de la primera ronda, en sus dos primeras temporadas en los playoffs (vs Bulls y vs Raptors), empujó a su equipo hasta que el rival no pudo más. Antetokounmpo atacó una y otra vez el aro rival en esas transiciones en las que su zancada y su envergadura le convierten en un jugador casi imposible de parar. Los Celtics hicieron un buen trabajo en la primera mitad, negando la línea directa y obligando a Giannis a tirar de recursos para anotar. Ganchitos a metro y medio, paso atrás… Pero en la segunda parte no hubo forma humana de frenar sus acometidas. Antetokounmpo anotó 20 de sus 31 puntos en la segunda mitad con un 8/14 en los tiros y acabó en el aro rival con una facilidad que debió volver loco a Brad Stevens. Y ahí estuvo el partido, en la constante agresividad del griego.

Antetokounmpo también fue clave en la segunda constante que decidió el partido: el rebote. Los Celtics habían ganado la batalla bajo los tableros en cuatro de los cinco primeros partidos y empatado el que falta. Pero ayer cambió la película. Giannis (14) y Jabari (11) capturaron 25 de los 48 rebotes de unos Bucks que ganaron fácil la batalla (48-39).

Los Bucks son evidentemente mejores con Jabari en cancha (9+11 y +11 en cancha para su equipo en 26 minutos) y los Celtics van a necesitar bastante más acierto de los jugadores con más volumen de tiro si quieren pasar de ronda: ninguno de los cinco Celtics que más lanzaron a canasta (Rozier, Tatum, Brown, Morris y Smart) se acercó al 50% de acierto… Ni si quiera un Jayson Tatum que terminó como máximo anotador verde (22 puntos) y nos dejó boquiabiertos con un triple sensacional tras paso atrás a minutos del final.

En fin, primer Game 7 (!!!). Entre el mérito de los incansables Celtics y la primera segunda ronda de la carrera de Giannis Antetokounmpo. Y todo el sábado por la noche en ese inmejorable escenario que es el TD Garden. No se lo pierdan.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*