Gritos contra Macri y pañuelos pro aborto legal en la apertura de la Feria del Libro de Buenos Aires

Las acciones de protesta forman parte del día a día de Argentina, donde la población está acostumbrada a convivir con cortes de calles, huelgas de transporte y escraches a políticos en lugares públicos. Como en años previos, un grupo de manifestantes irrumpió en la apertura de la 44ª Feria del Libro de Buenos Aires, pero esta vez la protesta derivó en un gran escándalo. Con abucheos y cánticos contra el Gobierno, un centenar de personas impidió que el ministro de Cultura argentino, Pablo Avelluto, y el de Buenos Aires, Enrique Avogadro, diesen sus discursos. Avelluto abandonó la sala tras acusar de fascistas a los manifestantes por no dejarle hablar y las autoridades de la Feria se apresuraron en dar por concluida la inauguración tras la lectura de los demás invitados.

Seguir leyendo.

Portada Edición América de EL PAÍS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*