Éxtasis Ricky: «El equipo con más corazón en el que he jugado»

Solo una lesión muscular impide que Ricky Rubio sea ahora mismo uno de los tipos más felices del mundo. En su primera temporada en los Jazz, el base español ha debutado en playoffs y sigue vivo más allá de la primera ronda, algo que no pueden decir equipos como los Wolves en los que jugó durante seis años. La lesión le impidió jugar más de siete minutos en el arranque del sexto y a la postre decisivo Jazz-Thunder (2-4), en el que su equipo resistió el último asalto de Russell Westbrook con un ejercicio tremendo de defensa, entrega… y el talento de Donovan Mitchell, ya mucho más que un rookie. Después del partido, Ricky dejó claro en las redes sociales que está en uno de los mejores momentos de su extraordinaria carrera deportiva: “No puedo estar más orgulloso de jugar para esta franquicia. Lo que he visto hoy es al equipo con más corazón en el que he jugado en toda mi vida. Estamos en segunda ronda y esto no ha hecho más que empezar. No puedo dormir”.

Mitchell, después, le contestó también a través de Twitter porque él tampoco podía dormir y estaba viendo capítulos de The Office antes de viajar a Houston, donde mañana comienzan la semifinal del Oeste contra los Rockets, el mejor equipo de la Regular Season. Ricky está pendiente de las pruebas que arrojen luz sobre su lesión aunque ha tratado de no mostrarse pesimista de cara a su disponibilidad para esta segunda ronda, la misma que alcanzó su equipo la temporada pasada, entonces sin él y con Gordon Hayward (4-0 ante los Warriors). Contra los Thunder, Ricky ha promediado 14 puntos, 7.3 rebotes, 7 asistencias y 1,3 robos. Y Donovan Mitchell, una absoluta explosión, 28,5 puntos y 3,7 asistencias. Llegan los Rockets, palabras muy mayores. Pero estos Jazz, de eso no hay duda, no van a regalar absolutamente nada.

 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*