Lakers rechazaron a Cousins y Pelicans le ofrecieron 40M

Mientras el mundo NBA aún se recupera del shock causado por la llegada de DeMarcus Cousins a los Warriors, en su última columna en The New York Times, Marc Stein arroja algo de luz sobre las horas previas al cierre de tan sorprendente operación. Y, efectivamente, los Lakers tuvieron la opción de firmar al pívot con un contrato de un año y por un precio similar a los 5,3 millones de dólares que se embolsará en Golden State.

Así lo asegura el propio Stein. El periodista cuenta que después de que Magic Johnson firmara por 9 millones a Rajon Rondo y dejara escapar definitivamente a un Julius Randle que, precisamente, acabaría marchándose a Nueva Orleans; los Lakers tuvieron en su mano la posibilidad de hacerse con Cousins. No obstante, la franquicia angelina, a pesar del (supuesto) interés mostrado por Boogie en las primeras horas de la agencia libre, optó por cerrarle la puerta.

Siempre según describe Stein en su artículo, es entonces cuando los Warriors se encontraron ante sí con la posibilidad real de hacerse con los servicios de un jugador que, antes de romperse el tendón de Aquiles izquierdo en enero de este año, estaba rindiendo a un extraordinario nivel en los Pelicans.

Además de su ya anterior equipo y los ya mencionados Lakers, los Mavericks fueron el otro pretendiente de DeMarcus en esta ventana veraniega. Nueva Orleans únicamente cerró la puerta a su renovación cuando, a última hora de la noche del lunes, se hicieron con Julius Randle por 18 millones a repartir en dos años. Una operación en la que Anthony Davis desempeñó un papel de relevancia como reclutador. Por su parte, en Dallas dejaron de explorar su contratación una vez que llegaron a un acuerdo con DeAndre Jordan por 24,1 millones de dólares para la próxima campaña.

Una cantidad a la que, tal y como explican los medios estadounidenses, Cousins no podía aspirar en esta agencia libre. Las dudas lógicas sobre su recuperación después una lesión tan grave y complicada que, en el mejor de los casos, le va a mantener fuera de las canchas hasta el próximo mes de diciembre y su difícil carácter eran dos razones de peso que jugaban en su contra.

El verano no iba a ser un maná económico para el ex de los Kings. Aunque también es cierto que antes de acabar la temporada, sobre su mesa sí llegó a tener una oferta mucho más jugosa. Fuentes de la NBA consultadas por Stein le han confirmado que después de su lesión y antes de que el curso 2017-18 echase el telón, los Pelicans le ofrecieron una ampliación por 40 millones de dólares y dos temporadas. Una propuesta que el jugador declinó y que Nueva Orleans retiró para no volver a ofrecer más.

Puestos en antecedentes, podemos concluir que Cousins rechazó una buena oferta a finales de invierno/comienzos de primavera, pero que, eso sí, no colmaba sus expectativas de conseguir el máximo contrato al que todo estrella de la Liga aspira. El paso del tiempo no jugó a su favor y la cautela en torno a su estado físico redujo aún más sus opciones. Viendo que iba a ser imposible conseguir un acuerdo parecido al de DeAndre, entendió la venidera campaña como una especie de purgatorio en la que limpiar sus pecados y demostrar que puede llegar a jugar al nivel de antes. Volver a ser él mismo. Reducido su caché, los distintos equipos no quisieron o no se atrevieron a dar el salto por él. Y en esas aparecieron los Warriors.

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*