George: «Quería ir a los Lakers, pero no fueron a por mí»

Hace unos días que conocemos la decisión de Paul George de continuar jugando en Oklahoma City. Minutos después de inaugurarse oficialmente la agencia libre, el alero llegó a un acuerdo con la franquicia por 137 millones de dólares y cuatro años.

Sin embargo, ayer martes se emitió el tercer y último capítulo de My Journey, el documental emitido en la ESPN en el que ha explicado los motivos que le han llevado a seguir en los Thunder, renunciando así a marcharse a los Lakers, la franquicia de su ciudad natal. «Aprecio al 100% a la laker nation (afición de los Lakers) que quisiese mi regreso a casa, que deseara que jugara delante suya. Hace un año, antes de llegar a OKC, quería venir a jugar aquí. Desafortunadamente, no me traspasaron a los Lakers y ellos no fueron a por mí. Al final me enviaron a los Thunder, lo que fue algo precioso para mí«, explica el jugador.

Hace un año el jugador comunicó a los Pacers su intención de salirse de su contrato en 2018 (advertencia que acabó cumpliendo). Circunstancia esa que obligó a Indiana a traspasarle para conseguir algo a cambio antes de verle marchar como agente libre. La franquicia llegó a un acuerdo con los Thunder por Victor Oladipo y Domantas Sabonis. A lo largo de esta última temporada, George se ha adaptado muy bien a su nueva ciudad y ha entablado una gran relación con Russell Westbrook. Factores que le han hecho olvidarse de su deseo de hace un año de regresar a casa vestido de púrpura y oro. Al menos por el momento… 

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*