Sobre el suicidio de Honeycutt: «Se le notaba agobiado»

Tyler Honeycutt, que fue hallado muerto el sábado en el domicilio familiar por la Policía de Los Ángeles, se habría quitado la vida tras un incidente de con la Policía. Bort Escoto, su entrenador en el instituto de Sylmar desde 2005 a 2009, siguió en contacto con el alero del Khimki mientras éste se encontraba encerrado en su domicilio. «Le pregunté si estaba OK y me respondió con una simple letra ‘K'», contó Escoto a Los Angeles Times.

«Era un chico fantástico, pero tenía algunos problemas… Según lo que sé, se disparó él mismo», reconoce su exentrenador, que habló con Honeycutt y su madre en la tarde del viernes y le dio la impresión de que el jugador «estaba agobiado por algo». Fue él, cuando la situación se puso tensa, quien le recomendó a la madre que llamara a la Policía. Y después, él mismo habló con la Policía sobre las 22:00 horas del viernes. El sábado, a las 4:45, recibió una llamada de la madre de Honeycutt que le comunicaba que su hijo se había quitado la vida.

Escoto intenta comprender la razón o razones que le llevaron a esa situación. «Para un chaval de Los Ángeles, es duro marcharse a Rusia, donde no conoce ni el idioma ni el entorno. Él, básicamente, estaba pasando un mal momento en su adaptación. Necesitaba salir y conocer gente«.

El Khimki pretendía que se quedara y le había ofrecido más dinero, pero el alero californiano no quería seguir en Rusia, según ha contado su madre al periodista israelí Roi Cohen. El Panathinaikos y el Maccabi estaban al acecho y aunque en un principio rechazó una propuesta del equipo israelí, antes de su muerte estaba dispuesto a marcharse a Tel Aviv.

El Khimki, su club el pasado curso, ha querido rendirle homenaje con este vídeo:

Sección NBA | Baloncesto | Diario AS

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*